16 diciembre 2008

ESPECIAL LITTLE WILLIE ANDERSON


ESPECIAL LITTLE WILLIE ANDERSON

La historia del blues está llena de trágicas pérdidas al igual que de influyentes talentos.
Afortunadamente, algunas de estas leyendas han logrado una suerte de inmortalidad temporal a través de la música que quedó grabada. Algunos de estos fueron guardianes de la llama primigenia recreando canciones de maestros que nadie había escuchado. Por ejemplo, Joe Carter ha encontrado su homenaje en la música de Elmore James.
En algunos casos, el alumno tiene el sentido y esta dotado para tomar las lecciones aprendidas a través de un intenso estudio y filtrar a través de sus propio proceso creativo la música que le es dada. Johnny Shines es un ejemplo, manteniendo la música de Robert Johnson fresca y vital, pero sólo como parte de su propio enfoque.
En Chicago, el hombre al que a veces le llamaban Little Walter Jr también lo hacía, siendo consciente de que sobre el tenía una gran sombra llamada Litte Walter Jacobs. El músico que hoy os presentamos es Little Willie Anderson.

El archivo se encuentra en:
http://sharebee.com/f173c96b

Si quieres el play list del programa, escribe un comentario con tu direccion mail o manda un mail a bluessyndicate@gmail.com

If you want the play list of the program, writes a comment with your e-mail address or send an e-mail to bluessyndicate@gmail.com

Una producción de Carlos Díez para Blues Syndicate
Por favor, mandar comentarios a bluessyndicate@gmail.com

Por la difusión del blues
For the dissemination of the Blues

I hope you enjoyed our program today

1 comentario:

Sr. Ben Gunn dijo...

Me estoy bajando los programas empezando desde el más reciente hacia atrás, "me gusta tu gusto" suena mal pero es que es así.
Hace años que sigo el blues como escuchante u ollente y la verdad es que no tengo ni puta idea de música, ni me acuerdo de a quien escucho, con la música me pasa como con los cuadros me gusta y punto.
Digo lo de hace años porque hace tiempo que navegaba como mercante y ojalá en aquellas épocas hubiese programas que se escuchasen en los barcos tan entretenidos como este o que ya existiese internet para bajártelos y pasar entretenido las tediosas guardias en el puente, antes para escuchar música navegando o te cargabas la maleta de cintas o te comprabas aquellos tremendos grundig que parecían emisoras espías tanto como por el tamaño como por el alcance, pero siempre con ruído de fondo a no ser que estuvieses por la costa.
Bueno todo este rollo para decirte que aunque no comente, estoy ahí detrás siguiéndote y aprovechándome de tu trabajo y te agradezco que selecciones por mi tan buena música y que me hagas pasar tan buen rato.
Salud y sigue así programando pues no estás solo, tienes muchas sanguijuelas musicales detrás esperando que cuelgues algo entre las que me icluyo